Shopping Cart Ver Canasta

(503) 544-7583
Email LaShelle
Contact LaShelle





Thanks!

Thanks for contacting us. We will get in touch with you soon!

Close this window

Domando su mente

Si alguna vez usted se ha sentado con la intención de tranquilizarse y poner su mente en blanco por un tiempo, habrás descubierto que es difícil de lograr.

Inmediatamente su mente le tira algo para distraerle. Si su mente se mueve tan rápidamente cuando usted está tratando de tranquilizarse, imagine con qué rapidez se mueve cuando percibe una amenaza.

Una y otra vez he escuchado a mis clientes y estudiantes expresar su frustración con respecto a su capacidad de poner en práctica las aptitudes de la Comunicación no Violenta (CNV) en el calor del momento. Se encuentran reaccionando, diciendo y haciendo cosas que empeoran la situación aunque saben que hay otra manera de actuar.

En este contexto, mi definición de reacción es actuar inconscientemente a partir de los juicios, interpretaciones, asociaciones e historias que su mente ha creado acerca de una persona o situación particular. En ese caso, su mente está al mando, y cuando eso sucede, la posibilidad de disfrutar de relaciones conectadas, la felicidad y la paz se pierde.

Quiero ofrecer dos maneras para domar su mente.

Uno es cultivar una práctica regular de meditación. Como mínimo empiece a observar su mente cuando está agitado. Hay muchas formas de hacerlo. Recomiendo específicamente una práctica de concentración.

Escoja un lapso de tiempo que es realizable para usted: puede ser de 5 minutos hasta una hora. Siéntese cómodamente con su espalda recta pero no tensa (es más fácil si sus caderas están más altas que sus rodillas). Empiece invitando a cada parte de su cuerpo a relajarse. Luego, ponga su atención en un objeto: observe como respiras, mire la llama de una vela, o escuche los sonidos que te rodean. Tome nota de cada pensamiento que surge y luego regrese al objeto de concentración. Trate de hacer este ejercicio al mismo tiempo todos los días.

¿Cómo desarrollar la práctica de atención consciente?

Otra manera de domar su mente es cultivando una práctica de atención consciente.
La definición más básica de la práctica de atención consciente es tomar nota del contenido de su mente, sus sensaciones y sus sentimientos en un momento dado.

Cuando aportas su conciencia a su experiencia en el presente momento, abres la puerta a la elección consciente. Puedes decidir si quieres crear cuentos y hacer interpretaciones acerca de alguien, o puedes decidir conectarte con los sentimientos y las necesidades que están vivas para usted con respecto a esa persona.

Cada pensamiento que surge puede trasladarte hacia o apartarte de la conexión con la vida. La atención consciente te da la opción elección de elegir en qué dirección quieres moverte. Cuándo no reflexionas, el hábito y la costumbre son los que eligen.

Cultivar una práctica de atención consciente comienza con la intención. Para mí es útil tener tanto una intención general como una específica.

Mi intención general es algo como esto: “Deseo que mi mente permanezca en la experiencia del presente momento. Me preguntaré mucha veces durante el día: ‘¿Qué estoy pensando ahora? ¿En qué está mi mente?

Cada mañana mi esposo y yo nos contamos al otro una intención específica de atención consciente para ese día. Algunas intenciones específicas son: “Hoy seré consciente de la ansiedad. Notaré la ansiedad cada vez que surge y buscaré los pensamientos que le dieron origen. Tomaré nota varias veces al día de hoy para ver si la ansiedad está presente.” Al final del día, compartimos lo que descubrimos con ese ejercicio de atención consciente. A veces mantengo el mismo ejercicio de atención consciente por varios días.

Una clave fundamental para la práctica de atención consciente es aprender a hacer uso de los espacios pequeños en su día, por ejemplo cuando: estás haciendo fila, estás esperando a que cambie el semáforo, esperando que descargue una página de internet, estás en espera en una llamada telefónica, recreos, caminando de un lugar a otro, haciendo café, etc. Cada espacio te ofrece la oportunidad de recordar tu intención y hacerte presente a tus sensaciones corporales y su aliento?  Al dejar su conciencia descansar en su aliento y su cuerpo, su mente también descansa.

Práctica: Esta semana programe una práctica regular de meditación. Crea un espacio en su hogar y elija un período realizable. Apunte tanto una intención general como específica para la práctica de atención consciente. Coloque su intención en un lugar donde lo verás todos los días.

Próxima Joya
La autoempatía y “ser un envase grande”
Joya Anterior
Buscando la felicidad duradera en un helado


3 Respuestas

  1. Jun 18, 2012
    Emilia Tester

    Gracias!

  2. Jun 18, 2012
    Tester 04

    Test 04

  3. Jun 21, 2012

    este parte si sirvio gracias Emilia :)

¿Comentarios? ¿Preguntas? Me encanta recibirlos. Responda abajo o me envía una nota por correo electrónico.

Avísame si hay comentarios adicionales