Shopping Cart Ver Canasta

(503) 544-7583
Email LaShelle
Contact LaShelle





Thanks!

Thanks for contacting us. We will get in touch with you soon!

Close this window

Curar la enfermedad de “estoy tan ocupado”

Existe una enfermedad poco diagnosticada que está barriendo nuestras sociedades. Lo llamo el síndrome “estoy tan ocupado”. Lo más triste para mí es ver que a veces se usa como medalla de honor. He escuchado a personas contar con orgullo y haciendo alarde de todo lo que hicieron la semana pasada, y que tan cansados y estresados están.

¿Cuál es la causa de esta enfermedad, y como podemos tratarla?

Todos hemos sido criados en una cultura que nos enseña a responder a premios y castigos. Azotaínas y estrellas de oro, detención y recreo, no pasar el año escolar y cuadro de honor, etc.  Te han dicho una y otra vez, de miles maneras, “Eres una buena persona si estás siempre ocupada y logrando cosas importantes”.  

Se perpetúa constantemente la confusión básica de que nuestro valor como seres humanos depende de lo que logramos y hacemos.
Pero, me podrás preguntar: ¿No es importante contribuir a la sociedad, y hacer algo de significado con nuestras vidas?

Sí, y aquí está la diferencia.

Cuando el logro se ha convertido en una estrategia para validar tu autoestima, eres como un fantasma hambriento, que podemos visualizar con un estómago enorme y una garganta delgadita, un fantasma que quiere comer pero no puede tragarme. Cuando trata de tomar, el líquido se convierte en fuego, intensificando su sed. Cuando tu sentido de valor propio depende de logros, tu autoestima siempre estará justo afuera de tu alcance, esperando el próximo logro.

El sentido verdadero de valor propio no es resultado de lo que logras. Surge de una conexión con tu propio corazón, que es el corazón de la bondad divina.

Cuando los logros son producto de necesidades sentidas del corazón, de contribución, significado y propósito, es algo que anima y crea energía, y se hace de manera natural en equilibrio con otras necesidades de descanso, juego, ejercicio, etc.

El antídoto a la adicción al trabajo y al síndrome “estoy tan ocupado”, es confiar y seguir la orientación de tu corazón y sabiduría.

De vez en cuando, el chacal de los logros me agarra. He aquí un ejemplo: “Él logra más que yo en un día”. “Debería poder lograr más. Quizá si me inscribo en otro programa de estudios, o si trabajo más horas …”.

Siempre regreso a mi corazón. Regreso a las mismas preguntas: ¿Qué hace cantar mi corazón? ¿Qué satisface mi alma? Mi corazón me guía, llenándome de profunda alegría y satisfacción cuando hago lo que realmente sirve a la vida, mi vida, y la vida de otras personas.

Cuando pienso en inscribirme en otro programa de estudios, siento contracción y pesadez en el cuerpo. Cuando pienso en dar asesoría a parejas y ofrecer cursos sobre comunicación no violenta, siento alegría y satisfacción. De esta manera dejo que mi corazón me guie.

Práctica

Toma un momento ahora para revisar lo que has programado para la semana. Considera cada actividad y siente cómo responde tu corazón. ¿Sientes pesadez o contracción, alegría y satisfacción?

Para los puntos que te dieron sentido de pesadez, hazte la pregunta de qué necesidad estás tratando de satisfacer con esa actividad? , ¿Hay otra manera de satisfacerla que estaría más acorde con lo que anhela tu corazón?

Regresa a tu corazón, una y otra vez.

Próxima Joya
¡No puedo dejar de analizar!
Joya Anterior
¿Qué es la reactividad?


2 Respuestas

  1. Oct 05, 2013
    Ani Brenes Herrera

    Como anillo al dedo ha sido este mensaje. Acostumbramos sentirnos orgullosos de cuán llena está la agenda, lo que nos convierte en personas ocupadas, luchando contra las viejas costumbres y creencias del pecado del ocio y el ver una mente desocupada como guarida del mal.
    Pero, ¿cuán feliz me hace esa agenda llena?

  2. Oct 06, 2013
    Robert Charles Wells

    Excelente artículo y muy cierto ! gracias.

¿Comentarios? ¿Preguntas? Me encanta recibirlos. Responda abajo o me envía una nota por correo electrónico.

Avísame si hay comentarios adicionales