Shopping Cart Ver Canasta

(503) 544-7583
Email LaShelle
Contact LaShelle





Thanks!

Thanks for contacting us. We will get in touch with you soon!

Close this window

Compartiendo la CNV

A veces la mejor manera de compartir la Comunicación no Violenta (CNV) es de no compartirla. Es decir, generalmente no lleva a la conexión educar a las personas que no lo han pedido.

Hay una inclinación natural de compartir con otros algo que te emociona, a celebrar esta cosa nueva que está aprendiendo. En el caso de la CNV, puede ser una ladera resbaladiza. Al principio, uno expresa la emoción de lo nuevo. De allí, es posible que intentemos educar a las personas sobre lo que hemos aprendido; un paso más y les estamos diciendo cómo se debe comunicar.

He visto ejemplos de esto en situaciones donde ambas personas han recibido capacitación en CNV, como también en situaciones donde solo una persona ha recibido la capacitación.

Por ejemplo, si tu y alguien cercano han recibido alguna capacitación en la CNV, quizás hayas escuchado a ti mismo decir algo como esto: ¡“No estás usando la CNV! ¡Si estuviera usando la CNV no tendríamos este problema!”

Desde luego, la ironía es que, al decir esto, tu mismo has dado un paso fuera de la conciencia de la CNV para entrar a la culpa y las exigencias.

La manera más potente de compartir la CNV es dejar que la atención a la conexión condicione tus pensamientos y palabras.

Vivir en la conciencia CNV en el ejemplo anterior, quizá dirías: “Me siento frustrada porque quiero conectar y no sé cómo hacerlo ahora. ¿Estarías dispuesta a esperar unos momentos mientras respire un poco y encuentro diferentes palabras? ”

Con un ser amado o familiar o amigos que no conocen nada acerca de la CNV, les puedes enseñar al ofrecer empatía y expresión honesta de manera sistemática en tus interacciones. Quizá se dan cuenta de que algo diferente sucede y les da curiosidad. Espere hasta escuchar esta pregunta: “¿Cómo hicisite eso?” Puedes contestar con unas pocas oraciones, y esperar a ver si desean conocer más.

Práctica: Esta semana elija a una persona con quien quisieras compartir la CNV. Busque oportunidades para ofrecer la empatía y compartir lo que está más vivo en ti.

Próxima Joya
Cuando demandamos lo que queremos
Joya Anterior
Transformando la autocrítica en la auto-empatía


¿Comentarios? ¿Preguntas? Me encanta recibirlos. Responda abajo o me envía una nota por correo electrónico.

Avísame si hay comentarios adicionales