Shopping Cart Ver Canasta

(503) 544-7583
Email LaShelle
Contact LaShelle





Thanks!

Thanks for contacting us. We will get in touch with you soon!

Close this window

Enfocados en lo que está mal

Quisiera tener una actitud más positiva, pero no puede dejar de pensar y conversar acerca de todas las maneras en que las personas no se están comportando como usted quisiera y no están satisfaciendo sus necesidades.

Probablemente usted ha recibido la misma capacitación que la mayoría de nosotros hemos recibido. Cuando alguien hace algo que a usted no le gusta, usted le dice lo que hizo mal y lo “castiga” por haberlo hecho.

Desde los años preescolares hasta la cárcel, esta es la estrategia más común en muchas culturas para formar el comportamiento, a pesar del hecho de que la investigación ha demostrado cuán ineficaz es.

El castigo es tan generalizado que usted probablemente no reconoce sus muchas formas. Aquí están algunas de las formas que puede considerar en una relación:

  • Apartar la mirada o su cuerpo
  • Dejar de hablar y de compartir sobre sí mismo
  • Decir cómo le agravió y fijarle la vista de manera acusatoria
  • Explicar todas las maneras que sus necesidades no fueron satisfechas y estar enfurruñado  
  • Cuando su pareja intenta comunicarse con usted, no lo acepta
  • Deja la casa sin decir adónde va ni cuando regresa
  • Dejarle conocer cuánto su comportamiento le ha herido, y luego se queda  en silencio esperando a que le pida disculpas
  • Levantarse a servirse un café pero no consultarle si a ella le gustaría uno

Es difícil, porque cuando usted siente que le hirieron, los años de programación se imponen y se encuentra haciendo estas cosas aunque sepa que no ayudarán.

Cambiar su pensamiento de lo que no tiene y no desea a lo que tiene y lo que desea no es tarea fácil. Lleva práctica. A continuación presento tres prácticas para ayudarle a hacer este cambio.

La práctica más básica que conozco es la aceptación de lo que es.

Esto significa estar atento a cuándo usted se aparta de algo que no le gusta, y pedirse en cambio a que se relaje, y sentir  lo que está presente. Puede ser que se siente atrapado por la aversión física, emocional, o enérgica y se mantiene ocupado tratando de alejarse de todo lo que le es incómodo. Eso le deja poco tiempo para centrarse o moverse hacia lo que usted desea.

La segunda práctica es fomentar la curiosidad acerca de lo que funciona para usted. Si su necesidad de ser escuchado sistemáticamente está satisfecha para usted por su amigo Sergio, ponga atención  específicamente en lo que hace Sergio para satisfacer esa  necesidad.

¿Es que pregunta, o mantiene  contacto visual, o por su tranquilidad, o por ser activo? ¿Qué exactamente satisface su necesidad? Para poder pedir lo que desea, es importante tener más dominio del lenguaje de lo que funciona para usted, que del idioma que expresa lo que no le gusta.

Tercero, tiene que crear el hábito de expresarse cuando alguien satisface una necesidad suya. Esto puede ser en respuesta a las cosas más sencillas. Por ejemplo, ayer un cliente me escribió un correo electrónico donde me dijo qué día y a qué horas quería reunirse conmigo dentro de dos semanas. Esto facilitó mucho la programación de la cita. Le contesté que agradecía mucho su petición detallada porque satisfizo mi necesidad de facilidad en la programación.

Para crear el hábito de hablar sobre lo que funciona para usted, puedes probar esto: Al comienzo del día ponga cinco piedritas o frijoles en su bolsa derecha. Cada vez que usted expresa que una necesidad fue satisfecha, pase una piedrita (o frijol) a la bolsa izquierda. Vea si puede trasladarlos todos en un día.

Práctica: Esta semana elija una o más de estas prácticas para ayudarse a avanzar hacia lo que desea, en lugar de apartarse de lo que no desea.

Próxima Joya
Vivimos para servir
Joya Anterior
Hacer concesiones y la reactividad


1 Respuesta

  1. May 22, 2012
    Monica

    Cuanto me gustó leer esta joya. Recién tuve una pequeña discusión con mi marido, y leer esto me ayudó a relajarme corporalmente, algo en mi se distendió cuando tuve satisfecha mi necesidad de claridad, de poder entender mas a fondo que había sucedido, mis hombros se relajaron y me sentí más cerca de él. Gracias por las publicaciones, son muy claras para mi, mi necesidad de entendimiento se gratifica leyendo.
    Mónica

¿Comentarios? ¿Preguntas? Me encanta recibirlos. Responda abajo o me envía una nota por correo electrónico.

Avísame si hay comentarios adicionales