Shopping Cart Ver Canasta

(503) 544-7583
Email LaShelle
Contact LaShelle





Thanks!

Thanks for contacting us. We will get in touch with you soon!

Close this window

Pedir lo imposible vs. peticiones realizables

Has sido muy clara con tu pareja. Le has dejado saber que cuándo usa ese tono de voz particular te irritas mucho y sería mucho más fácil escucharle si estuviera dispuesto a hablarte de manera respetuosa. Sin embargo, cuando llega un momento de tensión entre ustedes…  surge de nuevo ese tono. ¡¿Cuántas veces le tienes que hacer la misma petición?!

Esta es una historia común que oigo cuando colaboro con las parejas. En este ejemplo, puedes sustituir “tono de la voz” por cualquier comportamiento habitual o reactivo que no deseas que haga tu pareja. Tu petición está clara y a menudo conectada a tus sentimientos y necesidades, pero no es realizable.

Primero, la petición tiene que ver con algo que no quieres, en lugar de lo que quieres. Segundo, está enfocada en un comportamiento que es parte de la energía habitual y la reactividad, por lo tanto es algo que normalmente es muy difícil de cambiar de inmediato.
Si tu pareja tiene un comportamiento reactivo que es difícil para ti, tienes varias opciones.

Uno, puedes dejar saber a tu pareja que no tienes ninguna capacidad para trabajar con ello y por lo tanto terminará la relación si se expresa nuevamente. Esto a veces sucede en el caso de comportamientos físicamente violentos. En el mejor de los casos, tu honestidad y el valor de la relación pueda inspirar a tu pareja a buscar la ayuda que le permitirá cambiar.

Dos, puedes pedir a tu pareja que haga algo específico para ayudar a evitar el comportamiento. Quizá suene algo como lo siguiente:

  • Cuando te sientes enojado, ¿estarías dispuesta a respirar diez veces profundamente antes de interactuar conmigo?
  • Cuando te sientes con actitud defensiva acerca de lo que estoy expresando, ¿estaría dispuesto a pedirme a que lo exprese de otra manera?
  • Cuando quieres dejarme saber que algo que hice no satisfizo tus necesidades, ¿estarías dispuesto a empezar con describir tu necesidad en lugar de hablar de mi comportamiento?
  • ¿Estarías dispuesto a practicar la CNV conmigo, al final de cada día, celebrando las necesidades que satisficimos uno para el otro?
Tres, puedes ofrecer hacer algo específico acerca de tu propia reactividad al comportamiento de tu pareja. Quizá suene así:
  • Cuando te escucho hablar con ese tono de voz, voy a recordarme que ya no soy una niña pequeña con dificultades; que lo que sucede es que te sientes molesto y estás tratando de conectar conmigo.
  • Cuando percibo que me estás criticando, voy a pedir una pausa hasta que pueda estar presente con la capacidad de oír los sentimientos y las necesidades detrás de tus palabras”.
Cuatro, los dos pueden decidir juntos cómo pueden ayudar a cambiar el comportamiento. Quizá suene algo como esto:
  • Cuando cualquiera de nosotros empieza a sentirse reactivo, puede usar la señal de la pausa, y nos quedaremos sentados en silencio unos tres minutos para hacer la auto-empatía internamente, antes de seguir con la conversación”.
  • Cuando cualquiera de nosotros empieza a sentirse desconectado, puede pedir una pausa para consultar la lista de sentimientos y necesidades”.
  • Una vez al día conversaremos sobre nuestro estado personal por al menos 20 minutos. Comenzaremos y concluiremos la conversación con una celebración y en el medio, nos referiremos a cualquier pequeña situación de desconexión que experimentamos entre nosotros durante el día”.
  • En la mañana del sábado, antes de que los niños se levanten, te daré empatía durante diez minutos acerca de algo que está vivo para ti. Luego, tú me harás lo mismo la mañana del domingo”.
Práctica: Toma un momento para reflexionar  sobre algo que hace tu pareja que te molesta. Formula  tres peticiones con respecto a ello: una para ti mismo, una para tu pareja, y algo que los dos podrán hacer para evitar o hábilmente interrumpir ese comportamiento.

Próxima Joya
Cómo decir "no"
Joya Anterior
Pedir respeto


¿Comentarios? ¿Preguntas? Me encanta recibirlos. Responda abajo o me envía una nota por correo electrónico.

Avísame si hay comentarios adicionales