Shopping Cart Ver Canasta

(503) 544-7583
Email LaShelle
Contact LaShelle





Thanks!

Thanks for contacting us. We will get in touch with you soon!

Close this window

No lo tomes como algo personal

Cuando tu pareja expresa una necesidad no satisfecha y te criticas a ti mismo acerca de ello, lo estás tomando como algo personal (como si te estuviera criticando) y te sientes herida. Cuando aceptas que básicamente eres una buena persona con buenas intenciones, haciendo lo mejor que puedes, es mucho menos probable que vas a tomar las cosas como algo personal. Aceptarte a ti mismo de esta manera requiere práctica y auto conocimiento. Miremos lo que esto implica.

Cuando tomas las cosas como algo personal, probablemente estarás en un estado de reacción. O te dices qué tan mal actuaste, o que tan mal está actuando la otra persona.

La mayoría de las personas vacilan entre esas dos posiciones, sintiendo alternativamente depresión y enojo, depresión y enojo, y así sucesivamente.

Cuando tienes alguna reacción (es decir, una contracción súbita del cuerpo, el corazón, y la mente --desconexión) a lo que alguien está diciendo, lo primero que puedes hacer es preguntar, "¿Que me estoy diciendo acerca de esto? ¿Qué significado le estoy dando"? Estar en reacción significa que ha empezado una “película de juicios” en tu mente. Cuanto más rápido te das cuenta de que la película ha empezado, mayores son tus posibilidades de intervenir.

Primero, toma tiempo para observar lo que está pasando en tu mente en lugar de buscar una distracción, o peor, de hablar desde tu estado de reacción. No importa si estás en el trabajo o en casa, haz una pausa. Puedes  buscar un lugar tranquilo, por ejemplo el baño, para tomar esa pausa.

Durante esa pausa, puedes recurrir a tu “protector interno” para ayudarte a calmarte, dialogando con tus pensamientos de juicio. Lo que sigue es un ejemplo de un diálogo que tuve en relación con un juicio que surgió cuando reaccioné a una conversación en la cual percibí crítica, en la retroalimentación que alguien me estaba dando. En la comunicación no violenta, a menudo usamos el término chacal para simbolizar cuando estamos pensando, creyendo y hablando de manera desconectada, es decir, con juicios. La metáfora del chacal nos ayuda a desidentificarnos  de nuestros pensamientos.

Chacal: Usted no vale nada.

Mi protector interno: Me imagino, chacal, que te sientes asustado.

Chacal: Así es. (Con solo esa expresión de empatía pude sentir que mi cuerpo empezó a relajarse).

Mi protector interno: Me imagino que piensas que sería útil de alguna manera si yo creyera lo que me estás diciendo. ¿Cómo piensas que será útil?

Chacal: Si me crees, entonces te cerrarás y te deprimirás y no correrás ningún riesgo y así estaremos seguros.

Mi protector interno: Ah, veo. En otras palabras, quieres seguridad para evitar el dolor.

Chacal: Cierto.

Mi protector interno: Escucha, chacal. Ambos sabemos que en realidad la depresión es más dolorosa que cualquier herida que podría experimentar en mis relaciones. ¿Recuerdas todo el dolor que hemos vivido en el pasado con la depresión? Quiero que sepas que estoy comprometido con mantenernos seguros. Lo haré prestando atención a nuestra experiencia interior mediante ejercicios para reposar la mente, la meditación, llevando un diario, y conversando con otros.  Y lo haré sistemáticamente, como yo estoy haciendo ahora mismo contigo.

Este diálogo disolvió eficazmente ese chacal.

Resumamos los elementos clave para aprender a responder a nosotros mismos con aceptación, para que sea menos probable que tomemos las cosas como algo personal.

  1. Nota cuando estás en estado reactivo
    1. Conoce  los signos y los síntomas de reacción en tu cuerpo, tu corazón, tu mente y tu comportamiento. La ira, la depresión, bloquear tus sentimientos, y perderte en actividades que no enriquecen tu vida son los indicadores más comunes
  2. Decide tomar una pausa de la interacción.
  3. Dedícate a mirar la película de los chacales (Pregúntate: ¿Qué me estoy diciendo?).
  4. Busca tu protector interno, que te ayudará a calmarte y que está allí para apoyarte. Tu protector interno puede dar empatía a cada chacal que aparece, y fortalecerte con la verdad.
  5. Entra en diálogo con cada chacal. Este diálogo incluye:
    1. Adivinar los sentimientos y las necesidades de cada chacal
    2. Crear bases en la verdad para tus chacales (por ejemplo, la depresión no nos protegerá del dolor).
    3. Contar a tus chacales lo que estás haciendo (estrategias concretas) para satisfacer las necesidades que les están preocupando.

Práctica: Toma tiempo ahora para reflexionar sobre  la última vez que tu pareja trató de expresar una necesidad no satisfecha y que lo tomaste como algo personal. Para cada chacal que aparece, sigue los pasos arriba mencionados.

Próxima Joya
Ver las cosas con ojos críticos, y la transformación
Joya Anterior
La empatía cuando las cosas andan bien


1 Respuesta

  1. Jun 26, 2013
    nadia gomez

    muy buena la definicion

¿Comentarios? ¿Preguntas? Me encanta recibirlos. Responda abajo o me envía una nota por correo electrónico.

Avísame si hay comentarios adicionales