Shopping Cart Ver Canasta

(503) 544-7583
Email LaShelle
Contact LaShelle





Thanks!

Thanks for contacting us. We will get in touch with you soon!

Close this window

Del apego a la abundancia

En la Comunicación no Violenta (CNV), “apego” significa que a algún nivel estás pensando: “Mis necesidades tienen que o deben ser satisfechas de esta manera específica”. Has ligado una estrategia particular a una necesidad o un grupo de necesidades.

A veces tu estrategia es otra persona. Esto sucede con mayor frecuencia con personas que desempeñan papeles importantes en tu vida, por ejemplo, tu madre, tu cónyuge, tu mejor amigo, tu hija o tu jefe.  Es bastante fácil apegarse a la idea de que esas personas tienen que o deben satisfacer ciertas necesidades tuyas.

Por ejemplo, tu cónyuge debe satisfacer todas tus necesidades de intimidad y apoyo. Tu madre debe satisfacer o debe haber satisfecho todas tus necesidades de cuidado, cariño y amor incondicional.

Cuando estás apegado a alguna idea y otras personas no responden de la manera que esperas, surgen sentimientos como ira, resentimiento, ansiedad, desesperación, o devastación. Quizá tu reacción es exigir o amenazar. A menudo te sientes como si estuvieras en una situación imposible. Estas reacciones son buenos indicios de que has ligado un grupo de necesidades a una estrategia particular.

En algunos casos el apego tiene la consecuencia de  cargar ira y resentimiento por muchos años. Puede ser que pienses una y otra vez: “Mi papá debe pedir disculpas por los errores que cometió como padre. Debe asumir responsabilidad por lo que hizo”.  Deseas la aceptación y la comprensión sobre lo que te sucedió en la niñez y estás apegada a que su padre debe satisfacer esas necesidades.

En este contexto, la abundancia se refiere a que tenemos muchas estrategias para satisfacer una necesidad. Cuando tenemos muchas estrategias para satisfacer nuestras necesidades, podemos responder de otra manera cuando no funciona una estrategia dada. Por ejemplo, sabiendo eso, si tu cónyuge es tu estrategia favorita para la intimidad y el apoyo, y no se encuentra disponible, probablemente sentirás desilusión y tristeza en lugar de ira y resentimiento.

La clave para sentir una abundancia de satisfacción con la vida es notar sútilmente cuándo tus necesidades han sido satisfechas. Cuando tus necesidades están satisfechas es fácil navegar inconscientemente por la vida, hasta que choca con algo. Cuando una persona presta más atención a las veces que se siente contenta, realizada, inspirada o “llena de vida”, aprende cuáles son las estrategias que le han ayudado a estar en coherencia consigo mismo y con su vida. Empiece a hacerte estas preguntas: ¿Qué necesidades fueron satisfechas y cómo fueron satisfechas? Por ejemplo, si te sentiste feliz después de reunirse con una amiga, examine exactamente lo que ocurrió. ¿Qué fue lo que dijo ella, cómo fue que te escuchó, que acciones tomó? ¿Qué dijiste o que hiciiste? ¿Qué actitud, estado de mente o atención tenías? ¿Qué necesidades fueron satisfechas?

Conforme más consciente estás de la abundancia de estrategias que existen para satisfacer tus necesidades, más tu vida se imbuirá de un sentido de confianza y ecuanimidad.

Práctica: Hoy, tome note de tus sentimientos positivos cuando surgen y conéctelos a las estrategias que llenaron tus necesidades.

Próxima Joya
Fundamentos para la auto-empatía
Joya Anterior
Amar a alguien por ser como es


¿Comentarios? ¿Preguntas? Me encanta recibirlos. Responda abajo o me envía una nota por correo electrónico.

Avísame si hay comentarios adicionales