Shopping Cart Ver Canasta

(503) 544-7583
Email LaShelle
Contact LaShelle





Thanks!

Thanks for contacting us. We will get in touch with you soon!

Close this window

Afrontar la crítica con la crítica

Escuchas regularmente con empatía a otras personas y has trabajado con ahínco para cultivar esa habilidad. No obstante, hay situaciones o relaciones particulares en las cuales no puedes encontrar tus orejas de jirafa (tener empatía para el otro).
 
Es probable que en estas situaciones una de dos cosas esté sucediendo. Percibes una amenaza a una de tus necesidades más básicas, como la seguridad, protección, pertenecer, autonomía, o aceptación. O estás renuente a sentir el dolor y la aflicción de necesidades no satisfechas.
 
No es siempre fácil estar consciente de que estás percibiendo una amenaza a una necesidad básica. Las percepciones de la amenaza a menudo se esconden en las discusiones políticas, análisis complejos, pronunciamientos espirituales, teorías, o cualquier sentido grandioso de la rectitud. Captar las percepciones de las amenazas es más fácil si conoces los síntomas:

  • No puedes encontrar empatía para el criterio contrario o para la otra persona.
  • Te sientes tensa cada vez que piensas en la situación.
  • No estás dispuesto a cambiar tu criterio ante nueva información.
  • Te das cuenta que rápidamente estás empezando a sentirte abrumado o enojado.
Una vez que te percatas que estás percibiendo una amenaza, puedes discernir si es real e inmediato o no, y luego elegir una acción para satisfacer tus necesidades. Quizá también disciernas que una situación dada crea un sentimiento tan intenso de amenaza que querrás limitar tu exposición a esa situación.

Afrontar la crítica con la crítica también puede surgir de una renuencia de tu parte a sentir el dolor y la aflicción de necesidades insatisfechas. Esta situación se da a menudo en las familias. En mi familia, por ejemplo, mi hermano ha cortado todo contacto con nuestra familia y especialmente conmigo, debido, superficialmente, a preferencias religiosas. Me doy cuenta de que cuando él es nombrado en una conversación con otros miembros de la familia, a menudo siento que se me endurece el corazón. El dolor y la aflicción de perderlo es tan inmenso que a menudo elijo (inconscientemente) no sentirlo y mover mi conciencia a mi cabeza, en vez de permanecer conectada a mi corazón. Mis palabras tienden hacia la crítica. A veces escondo el dolor realizándole un diagnóstico psicológico.

A pesar de las diferencias de personalidad que tienes con tu familia, el enlace familiar siempre tiene una calidad especial y es natural desear una conexión que evoluciona y una relación enriquecedora. Puedes empezar dándote una abundancia de compasión. Otro paso útil es recibir empatía de alguien fuera de la familia.

Práctica: Esta semana toma nota de cuándo estás afrontando la crítica con la crítica. Toma tiempo para reflexionar sobre la situación y darte cuenta si algo de lo anterior es válido para ti.

Próxima Joya
¿Qué es la Comunicación No Violenta?
Joya Anterior
Cuando tu pasado aparece en el presente


¿Comentarios? ¿Preguntas? Me encanta recibirlos. Responda abajo o me envía una nota por correo electrónico.

Avísame si hay comentarios adicionales