Shopping Cart Ver Canasta

(503) 544-7583
Email LaShelle
Contact LaShelle





Thanks!

Thanks for contacting us. We will get in touch with you soon!

Close this window

Tener un plan para transformar tu pareja

Cuando crees que has hecho todo lo posible para pedir lo que necesitas en tu relación de pareja, y todavía te sientes insatisfecha, podrás decidir hacer un plan para transformarlo. Empiezas a hacerle sugerencias, como por ejemplo, que haga cita con un psicólogo, que haga más ejercicio, que mire menos televisión, que se alimente mejor, que lea cierto libro, que se apunte a un curso, etc. Todas las cosas pequeñas que sugieres encajan en tu plan maestro para transformar tu pareja en una persona que pueda satisfacer tus necesidades con más consistencia.

El punto aquí no es si tienes razón o no sobre lo que tu pareja necesita. El punto es que has adoptado una estrategia indirecta,  condenada al fracaso, no sólo para ti sino para tu pareja también.

Primero, cuanto más te concentras en transformar tu pareja, más pierdes contacto con tus propias necesidades y empiezas a actuar de forma habitual y reactiva.

Segundo, no importa cuán sutil crees que estás actuando, tu pareja percibirá tu intención de transformarle. Esto activará, de manera consciente o inconsciente, su resistencia y tu pareja empezará a defender sus necesidades de autonomía, aceptación y honestidad.
Tercero, pierdes tu poder. Cuando canalizas tu energía en un intento inútil de usurpar la autonomía de esa persona y transformarle, no dispondrás de mucha energía para tu propio auto-conocimiento, responsabilidad por tus propias necesidades, y acción directa.
Cuarto, cuando haces un plan para transformar a tu pareja, estás viviendo en un futuro imaginado donde esperas que todo va a estar mejor. Has perdido la oportunidad de satisfacer tus necesidades en el momento presente.

Entonces, si no vas a transformer a tu pareja, ¿qué puedes hacer? Puedes hacer pequeñas peticiones realizables conectadas a la necesidad que está expresándose en el momento. Parece sencillo, pero puede ser difícil si tienes una historia (y/o experiencias) sobre cómo tu pareja te desilusiona. Cuando crees esas historias, es fácil rendirte a la desesperanza o la resignación.

Por ejemplo, una estudiante me dijo que ella se queja de que su pareja ve demasiada televisión. Se ha quejado durante años y le ha pedido muchas veces ver menos televisión, con poco cambio. Ella no se había dado cuenta que pedir a su pareja ver menos televisión no es un petición realizable en el presente. Según ella, estaba pidiendo conexión; según él, ella estaba haciendo demandas y expresando desaprobación.

La próxima vez que ella siente la necesidad de conexión y su pareja está mirando televisión, podría hacerle una petición en ese momento. Podría ser algo como lo siguiente: “Mi amor, me encantaría relajarme y conectar. ¿Estarías interesado en caminar conmigo al parque para mirar la puesta del sol esta noche?”.

Cuando te sientes herida, insatisfecha, o sola en tu relación, muchas veces el primer impulso es culpar a tu pareja y enumerarle todas las maneras que te está fallando. El siguiente impulso puede ser analizarlo e inventar planes para transformarlo. Esto no inspirará a tu pareja a conectar con tus necesidades y a amarte de la forma que quieres ser amada.

Tu tarea es traer tu atención a esos momentos en que quieres atacar o donde te pierdes en planes para el futuro. Toma una pausa, nombra tus impulsos reactivos, y pregúntate qué necesitas en el momento presente. Si hay una base de cariño y amor en tu relación, entonces tu pareja deseará satisfacer tus necesidades y lo podrá hacer mejor cuando están claramente definidos en el momento en que surgen, mediante una petición sencilla y realizable.

Práctica: Esta semana, practica identificar tu necesidad y hacer una petición sencilla y realizable en el momento a tu pareja cada día, e invítalo a hacer lo mismo contigo.

Próxima Joya
Cambio de horario dela presentación de LaShelle en Costa Rica
Joya Anterior
El lenguaje jirafa


¿Comentarios? ¿Preguntas? Me encanta recibirlos. Responda abajo o me envía una nota por correo electrónico.

Avísame si hay comentarios adicionales