Shopping Cart Ver Canasta

(503) 544-7583
Email LaShelle
Contact LaShelle





Thanks!

Thanks for contacting us. We will get in touch with you soon!

Close this window

Desacuerdos, ping-pong y colaboración

Estás en el carro con tu pareja para pasar el día  juntos, y están tratando de decidir sobre donde ir a almorzar. La tensión de manejar y el tráfico requieren parte de tu atención, y tu estómago vacío requiere aún más.  Esta situación no se presta para lograr una colaboración exitosa.  En un mundo ideal, habrían tomado una decisión colaborativa antes de montarse en el carro.
 
Sin embargo, están en el auto. Tu pareja ofrece una opción. Tú le dices que no y ofreces otra sugerencia. Luego tu pareja contesta que no, y ofrece otra idea. Este juego de ping-pong de desacuerdo ocurre unas tres o cuatro veces hasta que uno de ustedes reacciona. La reacción toma forma de una crítica fuerte, o una sumisión con actitud de “lo que sea”. El paseo que programaron para que ambos se diviertan se desinfla y se convirtió en una desconexión vacía y desanimada.

¿Qué puedes hacer para mantener la conexión y la colaboración cuando están en desacuerdo? El fundamento de la colaboración efectiva es honrar la expresión de la otra persona.  Cuando tu pareja dice, “¿Qué tal si vamos a Antojitos?”, él o ella está aportando algo. Cualquier expresión, no importa que tan mundana sea el contenido, es un aporte o un compartir de la experiencia de tu pareja. Cuando tu respuesta inmediata al aporte de tu pareja es expresar una opinión contraria (“Ay no, ¡que pereza!”), el impacto emocional y energético en tu pareja es una sensación de rechazo o desestimación, por lo que se sentirá herido porque su necesidad de honor no ha sido satisfecho.

Entonces, ¿cómo puedes estar en desacuerdo y al mismo tiempo honrar la expresión de tu pareja? Voy a mencionar dos posibilidades. Primero, con frecuencia es suficiente pausar un momento para reconocer el aporte de tu pareja, diciendo algo como: “Ah, sí, me acuerdo que otra vez me habías dicho que te gusta ese restaurante. Quiero ir a algún lugar que te entusiasma. (Luego explicar porque esa idea no te inspira.) Y al mismo tiempo me gustaría ir a un lugar donde no hay tanta bulla. ¿Se te ocurre algún otro restaurante mexicano?”.  
 
Este reconocimiento breve es especialmente útil cuando están en el auto y quieren decidir mientras están manejando.  Recibir el aporte de tu pareja con reconocimiento, antes de expresar tu punto de vista, apoya a que ambos puedan mantener un proceso de colaboración creativa.
 
Cuando no están en la situación de presión como lo es estar manejando en tráfico y queriendo resolver algo sobre la marcha, puedes recibir el aporte de tu pareja con curiosidad, para satisfacer la necesidad de honor. Podría ser algo como lo siguiente: “¿Antojitos? ¿Qué es lo que te gusta de ese lugar?”

Honrar el aporte de tu pareja mediante cualquiera de esas maneras requiere atención presente (mindfulness). Cuando escuchas algo de tu pareja que no te gusta, surge el impulso de apartarlo. Con la mente presente, puedes observar cuándo surge esa aversión y dejarla pasar sin tomar acción. Esto te da el espacio para actuar sobre tu intención de honrar el aporte de tu pareja. Luego, puedes indagar dentro de ti mismo para determinar lo que quieres, en vez de rechazar lo que no quieres.

Práctica 

Esta semana, toma nota de tu impulso a rechazar algo que no quieres, que podrás hacer en términos de quejas, expresar una opinión contraria, hacer una cara de asco, quitar la vista, etc. Al tomar nota del impulso a rechazar, déjate sentir la aversión mientras respiras tres veces con calma antes de tomar alguna acción.
 

Próxima Joya
El ciclo trágico de sentirse abrumado/a para luego retirarse
Joya Anterior
Recibir a tu pareja cuando llega a casa


¿Comentarios? ¿Preguntas? Me encanta recibirlos. Responda abajo o me envía una nota por correo electrónico.

Avísame si hay comentarios adicionales