Shopping Cart Ver Canasta

(503) 544-7583
Email LaShelle
Contact LaShelle





Thanks!

Thanks for contacting us. We will get in touch with you soon!

Close this window

Por qué las palabras no ayudan

Tu pareja se siente herido/a después de una discusión contigo. Haces un gran esfuerzo para decir las cosas “bien” y tu pareja te dice “¡Eso no ayuda!”.  

¿Qué pasó?   ¿Cómo es posible que dijiste todo de la manera “correcta”, y aun así, te diga que no estás conectando. A estas alturas, es fácil responder, culpando a tu pareja, pero antes de hacerlo, examinemos algo más que puede estar sucediendo.

En la CNV, a menudo las palabras son el punto de partida para los y las principiantes. El vocabulario y la estructura de las oraciones en CNV son como un pasamanos al cual te agarras mientras encuentras tu camino en un nuevo sendero. La esperanza que ofrece ese pasamanos es que te llevará a tu corazón, y al corazón de las otras personas. A veces sí te conduce allí, y a veces no. Es complicado, y conectarte con tu corazón en momentos de estrés puede ser difícil.

Después de cualquier ruptura emocional, se requiere una respuesta emocional para lograr la conexión. Cuando estás empeñado/a en buscar las palabras “correctas” para que tu pareja se sienta mejor, estás respondiendo con tu mente. No importa las palabras que escoges, estás ofreciendo una solución mental a un problema emocional. Cuando esto ocurre, quizá tu pareja dirá algo como: “Eres tan fría(o)”.  “Parece que no te importo”. “Estás diciendo cosas que no son ciertas para ti”.  “No sé quién eres en este momento”.  “No puedes arreglar esto con la CNV”.

Lo que tu pareja está tratando de decir es algo como esto: “Quiero sentir que estás conmigo en un lugar emocional, un lugar de sentimientos, porque sé que desde allí podemos reconectarnos. Por favor toma el tiempo que necesitas para ver lo que está en tu corazón, y compártelo conmigo”.  Si decides escuchar y recibir esa expresión, hay algunas cosas que puedes hacer para salir de tu mente y llegar a tu corazón. Veamos algunas:

  • Respira lenta y profundamente, y cierra tus ojos, dejando relajar la tensión en los músculos.
  • Recuerda que ningún trabajo mental, no importa con cuanto esfuerzo lo haces, te va ayudar a reconectarte con tu pareja en ese momento.
  • Ten la confianza de que no estás amenazada/o, y que tanto tú como tu pareja quieren reconectarse a pesar de las reacciones difíciles de ambos en el momento.
  • Vuelve a respirar lentamente, ahora imaginando que estás respirando a través de tu corazón.
  • Toma nota de lo que estás sintiendo. Puedes decir algo como “Está bien que me sienta así”.
  • Continúa respirando a través de tu corazón, y deja que se calma tu mente.
  • Expresa a tu pareja los sentimientos y las sensaciones que surgen.
Cuando diriges tu atención de esta manera, y expresas de ese lugar de sentimientos, tu pareja sentirá que estás con él o ella. Si ambos están comprometidos con aceptar y convivir con los sentimientos difíciles como también con los sentimientos placenteros, encontrarán que reconectarse puede ser algo sencillo y no requiere una sarta de palabras complicadas.

No es tan difícil comprender los conceptos y seguir los pasos que menciono arriba. Lo que es difícil es dejar de lado lo que te ha apoyado durante casi todo tu vida: tu intelecto agudo para resolver problemas. Tomar la decisión de confiar en tu corazón en el momento, requiere valor y esfuerzo. Y cuanto más lo practicas, más fácil será encontrar el sendero a tu corazón.

Práctica: Esta semana mantente pendiente de momentos en que alguien se te acerca con un problema emocional, y quieres ofrecer una solución mental. Cuando te das cuenta, puedes empezar a cambiar tu enfoque respirando una vez a través de tu corazón. 

Joya Anterior
Acceder tu bondad innata


¿Comentarios? ¿Preguntas? Me encanta recibirlos. Responda abajo o me envía una nota por correo electrónico.

Avísame si hay comentarios adicionales