Shopping Cart Ver Canasta

(503) 544-7583
Email LaShelle
Contact LaShelle





Thanks!

Thanks for contacting us. We will get in touch with you soon!

Close this window

Frente al prejuicio

Hace poco estuve con un amigo de México. Nació allá y vivió allá hasta el año 1998, cuando se mudó a Portland. Estábamos decidiendo donde ir  a  tomar un café y sugerí un local en la avenida Hawthorne. Respondió a mi pregunta más o menos así: “No, no me gusta la idea. La gente allí es hipócrita y pretenciosa”.

Reaccioné al escuchar esos juicios y algunos más que expresó. Empecé a discutirle, tratando de lograr una perspectiva más amplia: “No puedes juzgar a todo el mundo en Hawthorne, no todos son así”.

En cuánto dije eso, sentí que me había desconectado de mí mismo como también de él.

Hice una pausa para respirar con calma y pensé: “Mejor trato de entenderlo, adivinando sus sentimientos y necesidades”.

El diálogo fue más o menos así:

Yo: ¿Así que te sientes incómodo en Hawthorne?

Mi amigo: Si. La gente es grosera.

Yo: ¿No te tratan con respeto?

Mi amigo: No me miran, ni me hablan de la misma manera que miran y hablan con sus clientes blancos.

Yo: Debe ser doloroso ser tratado de manera diferente, y no recibir el respeto que deseas.

Mi amigo: Así es. (Luego se quedó callado por unos momentos y pude sentir que se había tranquilizado algo). ¿Qué podemos hacer? Así es nuestro mundo.

Mi corazón se abrió y pude sentir gratitud en su voz porque pude escuchar el dolor que sentía.

Eso es un ejemplo un poco suave de un encuentro con el prejuicio, y cuando se trata de un amigo o una amiga es relativamente fácil cambiar el enfoque a empatía.

Soy una mujer blanca, y es muy raro que yo reciba expresiones de prejuicio, pero no es tan raro para mí escuchar comentarios prejuiciosos  a mi alrededor, o escuchar lo que cuentan de mis amigos de color sobre el prejuicio que han recibido.

Responder con empatía,  tanto la persona que recibe como la que expresa el prejuicio me permite ser una presencia pacífica y sanadora en lugar de echar mi enojo como carbón al fuego. Sin embargo, muchas veces siento el enojo primero, antes de poder acceder la conexión interna.

Si has recibido expresiones de prejuicio y te gustaría escuchar algunas ideas sobre cómo responder de manera que crea conexión, por favor envíame  tus ejemplos y los incluiré en Joyas futuras.

Práctica: Esta semana, si escuchas una expresión de prejuicio, pregúntate qué sentimientos y que necesidades emergen para ti, y qué sentimientos y necesidades pueden estar relacionados con la expresión.

Próxima Joya
Valor personal, perdón, y reparación
Joya Anterior
CHISMES


1 Respuesta

  1. Apr 22, 2014
    Bertha Madrigal

    Es increible tu forma de escribir, expresas empatia en cada letra.
    Gracias por este pagina me hace reflexionar tanto.

¿Comentarios? ¿Preguntas? Me encanta recibirlos. Responda abajo o me envía una nota por correo electrónico.

Avísame si hay comentarios adicionales